lunes, 7 de enero de 2013

Evitar y combatir la obesidad eliminando lo que le induce a comer...



Es muy fácil dejar que la comida se salga de control. Antes que se de cuenta, ha terminado toda una bolsa de patatas fritas o ha vaciado un paquete completo de galletas.
¿Cómo empezar a cambiar esos hábitos autodestructivos?
Considere estas sugerencias:

-Coma cuando tenga hambre- no cuando el reloj lo indique.

-Si tiene hambre a todas horas, pídale a su especialista de nutrición que le ajuste su plan alimentario. Por otro lado, hay que tomar en cuenta que muchas veces se come por aburrimiento o ansiedad. Si es así, distráigase con algo positivo: llamar o visitar a un amigo, hacer un mandado,  salir a caminar o hacer otro tipo de deporte.

-Antes de comer algo, imagine las consecuencias.

-Elija lugares apropiados para comer: la cocina, el comedor, la cafetería de los empleados o los restaurantes locales. Coma en esos lugares, acompañado de otras personas, si es posible.

-Cuando coma, concéntrese en comer. Evite ver la TV, leer, conversar por teléfono o trabajar.
Cuando una persona está distraída, ingiere velozmente una cantidad de comida mayor, y ni siquiera la disfruta.  

-Durante la comida, no coloque fuentes para servir en la mesa. Sirva la comida en la cocina, para evitar repetir.

-Guarde los alimentos fuera de la vista, ya que son una tentación. Ponga los alimentos no perecederos en los anaqueles y los perecederos en recipientes opacos en el refrigerador. Disponga de bocadillos, frutas y verduras preparadas en un lugar de fácil acceso.

-Ensaye a decir no a los alimentos no saludables y a las raciones grandes- y cúmplalo. Igualmente importante, practique decir sí a los alimentos saludables, incluyendo las frutas y las verduras.

-No guarde alimentos poco saludables ricos en calorías Si están fuera de la casa, están fuera de la boca!

Dra. Marta Suárez Argüelles

No hay comentarios:

Publicar un comentario