sábado, 6 de abril de 2013

¿Por qué comer frutos secos?




Los frutos secos (nueces, avellanas, cacahuete, pipas, almendras) son altos en grasas. Esto no debe asustarnos, porque la grasa que contienen es de tipo monoinsaturada, es decir, son grasas buenas. Estas grasas buenas contribuyen a combatir la enfermedad cardiovascular (enfermedades de las arterias y el corazón).  Por otro lado, junto con las legumbres, los frutos secos son los alimentos con mayor contenido en fibra.

Las pasas, ciruelas pasas, etc.,  muchas veces se incluyen en el grupo de los frutos secos. Sin embargo en realidad son frutas deshidratadas, por lo que deben incluirse en el grupo de las frutas. Debido a su alta densidad calórica, deben comerse en pequeña cantidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada