viernes, 8 de enero de 2016

¿Te gusta el te? Relación con flavonoides y enfermedad cardiovascular

Ante todo un saludo. Me gusta tomar te y probablemente a ti tambien, y quizas no nos hemos puesto a pensar o conozcamos qué se dice de él. Leí un artículo sobre los beneficios del té negro y la enfermedad cardiovascular y me entraron unas ganas irresistibles de incluirlo en mi rutina alimentaria. El té es una bebida muy popular en todo el mundo y 80% del mismo se consume en forma de té negro, por lo que tiene una enorme influencia en la salud pública.

Posteriormente, el tema tendría que salir en el blog, por supuesto. Pero aquí me tenía que poner seria. Así que ordenador y papel en mano, comencé a investigar: ¿Es cierto que los flavonoides del té son beneficiosos para la salud cardiovascular?
Dibujo del Sistema Cardiovascular


En fin, a comenzar por el principio, y el principio es que el te tiene polifenoles. Los polifenoles son compuestos constituidos por una amplia gama de moléculas clasificadas por sus características químicas, tales como ácidos fenólicos, FLAVONOIDES, estilbenos y lignanos. Nos enfocaremos principalmente en los flavonoides.

Se ha propuesto que los flavonoides de la dieta (té, cocoa, arandanos, fresas, manzanas, peras, cebollas) son responsables de varias cosas:

-Disminuyen el estrés oxidativo

-Son antiinflamatorios

-Disminuyen la formación de trombos o coágulos

-Mejoran la función endotelial de los vasos sanguíneos

-Modifican el perfil lipídico

-Regulan la actividad de la glucosa.

Despues de mucho revisar recordé nuevamente la importancia de la palabra “estimar”. Muy poco se puede asegurar, sino mas bien suponer, o estimar. Aunque la tendencia es a afirmar que la ingesta de flavonoides mejora la salud cardiovascular lamentablemente los resultados de los estudios son muy contradictorios. Los artículos son heterogéneos al señalar tipos de polifenoles y fuentes de los mismos, por lo que es difícil hacer comparaciones. En la bibliografía anexo algunos estudios sobre té y enfermedad cardiovascular; no los discuto aquí pues se contradicen (solo les pude pasar los abstracts) .

Muy importante a tener en cuenta es que Egert y colaboradores no recomiendan la administración de flavonoides por medio de suplementos, pues las altas dosis pueden interferir en el metabolismo de medicamentos, vitaminas, enzimas y pueden incluso tener un efecto antitiroideo.

Como conclusiones:

-Los estudios sugieren que los flavonoides del té mejoran la salud cardiovascular en general, pero no son concluyentes.

-Existe suficiente evidencia que los flavonoides son necesarios en nuestra alimentación. Desde una perspectiva práctica, esto implica consumir una dieta variada que incluya frutas, vegetales, legumbres, aceites y semillas.

Espero que el post te haya sido de ayuda. Nos vemos el sábado que viene!

Bibliografía:

Arab et al. Tea consumption and cardiovascular disease risk. Am J Clin Nutr 2013;98,6:1651S-9S.

Egert S, Rimbach G. "Which sources of flavonoids: complex diets or dietary supplements"  Advances in Nutrition 2011;2:8-14.

Etherton PM, et al. Bioactive compounds in foods: their role in the prevention of cardiovascular disease and cancer.  The American Journal of Medicine 2002;113,9 supp2:71-88.


Troup et al. Effect of black tea on blood cholesterol concentration in individuals with mild hypercholesterolemia: a diet-controlled randomized trial. Journal of the Academic of Nutrition and Dietetics 2015;115,2:264-71.

Yarmolinsky et al. Effect of tea on blood pressure for secondary prevention ofcardiovascular disease: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutrition Reviews 2015;4:236-46.

Zhou D et al. Black tea consumption and serum cholesterol concentration: systematic review and meta-analysis of randomizaed controlled trials 2015;34,4:612-9.






No hay comentarios:

Publicar un comentario