sábado, 8 de octubre de 2016

Alcohol, ejercicio y adicción

Ya anteriormente en una oportunidad expliqué en un post por qué consideraba inadecuado recomendar, según las guías nutricionales, el consumo moderado de alcohol. Es una invitación con justificaciones científicas, pero peligrosas, que puede desembocar en un alcoholismo. 

El alcohol no es más que un tóxico, y sospecho que España, como gran productor vinícola que es, lamentablemente se ha dejado seducir por intereses económicos que han alcanzado también el campo de la nutrición, permitiendo el consejo de "cantidades moderadas de vino" cada día. 

A continuación, copio textualmente un escrito en relación al alcohol y el ejercicio, binomio frecuente y peligroso (lo que va en paréntesis son aclaraciones personales):

"El alcohol tiene tres características importantes que deben tomarse en cuenta: 
1. aporta energía (7 cal/gr, las grasas aportan 9 cal/gr) (que es lo que queremos consumir con dicho ejercicio)
2. es una droga psicoactiva y,
3. es una toxina. 


En consecuencia, no se recomienda su consumo en menores de edad y se sugiere moderación entre la población adulta que decide consumirlo (¿¿¿para que necesitamos entonces que las guías nos lo sugieran o lo recomienden???)

Para los atletas el alcohol tiene además otras consideraciones. 

1. Estudios han demostrado que el consumo de alcohol afecta la utilización de glucosa y aminoácidos en el músculo (es decir, los nutrientes no se aprovechan), 

2. se relaciona con lesiones deportivas 

3. ocasiona un menor desempeño deportivo.

4. otros estudios han explorado los efectos del consumo del alcohol en la restauración del glucógeno hepático (almacén de glucosa en el hígado, necesario para la recuperación y ejercicio posterior). Han señalado que el almacenamiento es menor."

                                  (Imagen que no quiero mostrar: Atleta o persona cualquiera ingiriendo alcohol)

5. (Yo agrego que el alcohol promueve la deshidratación. No importa con que se combine, porque es un diurético que favorece la excreción de líquido por los riñones). 

"Infortunadamente, el alcohol es la droga más utilizada entre los jóvenes atletas, lo que representa" un riesgo para ellos y para los profesionales que los atienden. 

Tanto que luchamos por mantener una buena forma física, para nuestra salud mental y física ¿Piensas que vale la pena echarlo a perder por un poco de diversión? En realidad...¿es necesario el alcohol para divertirnos? ¿Por qué no nos tomamos una bebida isotónica o un buen vaso de jugo de naranja bien fría para recuperar fuerzas e hidratarnos?

Piénsalo, porque vale la pena. Hay un dicho que dice: no deshagas con los pies lo que haces con las manos.

¡Hasta pronto!

Donde afortunadamente me encontré ésto para compartirlo contigo:

Peniche C, Boullosa B. Nutrición aplicada al deporte (2011) Mc Graw Hill. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada