miércoles, 11 de enero de 2017

Enero, mes de buenas intenciones

Esto me lo dijo mi monitora de natación. Y añadió "en enero el gimnasio se llena, en la piscina no entra nadie más...luego en febrero pasa todo".

Un error muy común al comenzar el nuevo año, en base a que estamos eufóricos y llenos de energía por el descanso de las fiestas y un nuevo ciclo que se abre ante nosotros; es fijar metas que sobreestiman nuestras capacidades. Cuando empezamos a flaquear (normal...), nos desalentamos y lo abandonamos todo.

En mi experiencia y lo que he visto en otras personas, suele ser muy útil utilizar una meta tan pequeña como: hoy, como ayer, voy a hacer "X" (nadar, correr, caminar, pilates, etc);  y espero hacerlo mañana también. Si un día no puedo o no puedo o no estoy de humor y, muy importante, si estoy cansado, adelante! tomate un respiro y continúa el día después. Lo mismo para la semana, para la quincena, para el mes.

Así también para la alimentación. Si un día comes de más, no abandones el plan de alimentación por completo. Acepta que cometiste un error, y sigue adelante.

¿Acaso no estamos equivocándonos todo el tiempo? Y rectificamos después para seguir luchando. Pues bien, es lo mismo para los buenos hábitos de vida.

Mucho éxito y mucho ánimo, el secreto es la constancia, no la perfección.

Puede ser útil:

El ejercicio SMART (inteligente)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada