sábado, 4 de febrero de 2017

Inflamación y aterosclerosis

Este artículo realmente me gustó, debido a que su lectura provee información más concreta acerca del concepto "Inflamación crónica de bajo grado" que caracteriza a enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular, obesidad, artritis o depresión.

Fredman et al ejemplifican el concepto a través de la aterosclerosis. En esta afección las placas son similares a "heridas vasculares no resueltas", en las que ocurre el proceso inflamatorio. Pero esta inflamación no resuelve la lesión, sino que  la placa inflamada persiste en el tiempo, tal como se ve en la figura a continuación. Básicamente existe un desbalance entre los agentes que promueven la inflamación: LT (leucotrienos), PG (prostaglandinas); y aquellos que la frenan (SPM: specialized proresolving mediators). La figura que se muestra abajo diferencia una placa aterosclerótica donde existe este desbalance (a la izquierda), y una placa donde predomina el SPM (a la derecha) -en un modelo de ratón- (1).


Fuente: Fredman et al, 2017




Lo normal es una inflamación autolimitada, tal como se muestra en el gráfico superior izquierdo de la figura a continuación: la inflamación comienza, alcanza un pico y luego desciende hasta desaparecer. En la inflamación crónica, una vez que se alcanza el pico inflamatorio, éste persiste en el tiempo, tal como se observa en el gráfico superior derecho.

El gráfico inferior de la figura se plantea un esquema terapéutico en esta enfermedad: identificar mediadores y mecanismos asociados con la inflamación, aunados a drogas que influyan en la misma.

 Fuente: Fredman et al, 2017

              
El artículo plantea que el tratamiento de estas enfermedades puede consistir en modular la respuesta inmune que causa el daño sin anular su efecto beneficioso completamente, a través de una potenciación de los SPM (1).

Bibliografïa:

(1) Fredman G, Sadhu S, Rymut N. Fine-tuning inflammation-resolution programs; focus on atherosclerosis. Review. Curr Opin Clin Nutr Metab Metab Care 2017;20(2):117-123.


No hay comentarios:

Publicar un comentario